Summertime

wpid-20150722_1923052.jpg.jpeg

Es algo extraño mirar hacia atrás un 27 de agosto y ver ya el verano como algo lejano, y es que por aquí ya andamos con rutinas de cole, trabajos y días nublados desde hace unas semanas. Por eso no me apetece pasar página sin mirar atrás y hablar algo de nuestro mes de Julio en España, porque cuando se vive lejos poder volver un mes es una suerte y sin duda una más grande es poder pasarlo con los que tanto te echan de menos y de los que siempre te acuerdas.

Después de 6 meses sin ver a los tuyos se vive con mucha alegría el reencuentro, pero también uno se siente más fuera de su sitio y cuesta más superar el jet lag y el síndrome del marciano. Luego vienen unas semanas de intenso ajetreo de visitas, viajes y comilonas para acabar de nuevo con cara de seta cuando toca despedirse, así que todo acaba siendo como un viaje en el carrusel de las emociones.

Aunque esto es sólo lo que flota por mi cabecita loca al darse cuenta de que los veranos de adulto son algo más parecido a lo que comenta Almudena Grandes en este artículo del domingo pasado, que a lo que nos venden las revistas del quiosco.

 Porque para los peques ha sido el verano de sus sueños y  es que las aventuras de verdad sólo se viven en los pueblos, y no en medio del hormigón y el asfalto…
wpid-img-20150721-wa0006.jpg wpid-20150726_183533.jpgNada puede competir con estar a remojo todo el día, vivir prácticamente en la calle, acostarse a las 12 , comer a la carta,  jugar con arcos y animales en vez de con legos y recibir abrazos y besos cada 5 minutos…

Este verano hemos aprendido que jugar a la oca puede llegar a ser muy adictivo,  que también las niñas pueden ser piratas feroces y valientes, que los abuelos dan los mejores abrazos, que los amigos de verdad siguen estando allí aunque nos hayamos perdido muchos ratos y cosas juntos  y sobre todo … que queremos a los nuestros mucho más de lo que recordábamos.

Así que después  de otra intensa marathon nos hemos vuelto con la maleta llena de momentos que nos durarán hasta navidad o para siempre,  los ratos con Ramón a la guitarra, los primeros pasos y carreras de Vega, el reencuentro con papa, las visitas de los abuelos , las excursiones y las barbacoas al lado del río.

Hasta pronto recia Castilla!

wpid-20150803_172149.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s